Guía turística de Grecia, del mito a la realidad
Dioses griegos
Está en > Grecia > Los dioses Olímpicos > Afrodita

Dioses Olímpicos

Afrodita

Los dioses Olímpicos:
Los dioses Olímpicos
Teogonía
Zeus
Hera
Poseidón
Hades
Afrodita
Apolo
Ares
Artemisa
Atenea
Deméter
Dioniso
Hefesto
Hermes
Hestia

Eneas, fundador de Roma

El héroe troyano Eneas era hijo del príncipe Anquises y de la diosa Afrodita. Se casó con Creúsa, una de las hijas de Príamo, con la cual tuvo un hijo, llamado Ascanio o Julo. Tras la caída de Troya Eneas escapa emprendiendo un viaje, guiado por Afrodita, hasta el Lacio (la actual Italia) donde se convirtió en rey. Allí dos de sus descendientes, Rómulo y Remo, fundarían la ciudad de Roma.
El viaje desde Troya hasta Roma, fue relatado por Virgilio en la Eneida.
Por esta razón Roma tuvo como protectora a Afrodita (Venus) considerada como antepasada de los Julios, los descendientes de Julo, hijo de Eneas.

Es la diosa del amor y la belleza. Fue madre del troyano Eneas, fundador de Roma.
Según Hesíodo nace como una doncella, ya adulta, de la espuma («aphros») que brotó cuando los genitales de Urano cayeron al mar. En este caso Afrodita pertenecería a una generación anterior a Zeus. Según Homero es hija de Zeus y la diosa Dione.

NOMBRE LATINO PATROCINIO ATRIBUTOS
Venus Diosa del amor y la belleza Se la representa desnuda o con poca ropa, saliendo del mar, sobre una concha, rodeada de cupidos. A veces con manzana, paloma y ceñidor.

El Juicio de Paris

En la boda de la diosa Tetis con el mortal Peleo, Zeus olvidó invitar a Eris, la diosa de la discordia. Eris, sin que nadie la viera, dejó una manzana de oro con la inscripción «para la más bella». Tres diosas reclamaron la manzana: Hera, Atenea y Afrodita y pidieron a Zeus que juzgase cual de las tres era la más bella. Zeus, temeroso de enfadar a las perdedoras, no se atrevió a elegir a ninguna. Decidió que un pastor llamado Alejandro que siempre había vivido en el campo, alejado del mundo y de las pasiones humanas actuara como juez de aquel singular concurso de belleza.
Alejandro era en realidad el príncipe Paris, hijo de los reyes de Troya, Príamo y Hécuba, que al poco tiempo de su nacimiento había sido abandonado en las montañas cercanas a la ciudad de Troya. Cuando la reina Hécuba estaba embarazada de Paris, soñó que daba a luz a una antorcha que incendiaba Troya. Los oráculos vaticinaron que el niño que llevaba en sus entrañas causaría la destrucción de Troya. Por eso cuando Paris nació fue abandonado en el monte para que muriera. El recién nacido fue encontrado por unos pastores que lo llamaron Alejandro, que significa «el hombre protegido» y lo criaron como si fuera su hijo.
Un día que Paris estaba cuidando el ganado en la montaña, se le acercaron Hera, Atenea, Afrodita acompañadas de Hermes, el mensajero de los dioses, que le explicó que había sido designado por Zeus para que eligiera a la diosa más bella.
Las diosas se desnudaron ante Paris para mostrarle sus encantos. Las tres le parecieron igual de hermosas. Cada una de las diosas le ofreció una recompensa si la elegía. Hera, esposa de Zeus, el poder sobre las tierras de Europa y Asia, Atenea, le ofreció la victoria en las batallas y Afrodita, el amor de la mujer más bella del mundo. Paris sabe que las dos diosas que no resulten elegidas se enfadarán con él, pero no puede declinar su responsabilidad como juez. Deslumbrado por la belleza de Afrodita le entrega la manzana. Desde entonces Afrodita se convierte en la gran protectora y benefactora de Paris y de los troyanos, mientras que Hera y Atenea, ofendidas, juran vengarse.
Poco tiempo después Paris se presenta como concursante en unos juegos en Troya y vence. Su hermano Deífobos, siente envidia e intenta matarlo. Paris se refugia en el templo de Zeus, su hermana Casandra lo reconoce pero nadie la cree. Paris muestra los pañales con los que le envolvieron de niño. Su madre, por fin, lo reconoce y Príamo, olvidando los malos augurios, decide acogerlo y concederle todos los honores como príncipe de Troya.
La mujer más hermosa del mundo era Helena, esposa de Menelao, rey de Esparta. Micenas y Esparta negociaban con Troya un tratado para asegurar la llegada de especias y otras mercancías a través del estrecho de los Dardanelos. Paris se ofreció para esta misión diplomática. Cuando llegó a Esparta Afrodita hizo que Helena se entregara a Paris y ambos escaparon a Troya. El rapto de Helena desencadenó la Guerra de Troya.

| Sobre Grecia | Regiones de Grecia | Guía turística de Atenas | Hoteles de Grecia | Vuelos a Grecia | Cultura griega |
© guiadegrecia.com