Guía turística de Grecia, del mito a la realidad
Dioses griegos
Está en > Grecia > Los dioses Olímpicos > Artemisa

Dioses Olímpicos

Artemisa

Diosa de la caza, los bosques y los animales y protectora de la virginidad.
Hija de Zeus y Leto, hermana gemela de Apolo.
La mitología la presenta como una diosa joven y virgen que ha renunciado al matrimonio con dioses o mortales y protege a los jóvenes que han elegido este estado.
Se representa como cazadora, con arco y flechas y ciervas o perros.
También se la identificó con Selene, la diosa de la Luna por lo que a veces se representa con una luna creciente sobre la cabeza.

NOMBRE LATINO PATROCINIO ATRIBUTOS
Diana Diosa de la caza, los bosques, los animales, las mujeres solteras y la luna. Se la representa como cazadora, con arco y flechas, con ciervas o perros o una osa. Como diosa de la Luna su atributo era una antorcha o una medialuna creciente en los cabellos.

La isla sagrada de Delos

Hera, esposa de Zeus, para vengarse de la infidelidad de Zeus con Leto, prohibió que ésta pudiera dar a luz en tierra firme. La isla de Delos emergió de las profundidades del mar agarrada al tridente de Poseidón y fue una isla flotante hasta que Zeus la ató con cadenas al fondo del mar para que Leto pudiera dar a luz a Artemisa y Apolo.
Delos fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1990.

Templo de Artemisa en Éfeso

Estaba situado en la ciudad de Efeso en Asia Menor, a 50 kilómetros al sur de Esmirna (Turquía) y fue una de las siete maravillas de la antiguedad.
El templo era de pequeñas dimensiones y estaba rodeado por un numeroso «bosque» de enormes columnas jónicas, a cielo abierto, que se alzaban sobre un gran krepis (basamento) rectangular de mármol.
Las columnas, de orden jónico, tenían unas basas de 1,75 metros de diámetro y una altura de casi 20 metros; estaban decoradas con relieves en su tercio inferior.
Una gran fachada decorada, precedida por un espacioso jardín, daba paso a este majestuoso y original «bosque» de 127 columnas, en cuyo espacio central se encontraba el pequeño templo que albergaba la estatua de la diosa Artemisa.
El santuario hacía, además, funciones de banca de toda el Asia Menor, poseía importantes propiedades y era considerado como un lugar de asilo.

Acteón y Artemisa

Un día que Artemisa se encontraba en el bosque tomando un baño acompañada de su coro de ninfas, la vio desnuda el príncipe tebano Acteón que pasaba por allí.
Artemisa se enfadó tanto por haber sido contemplada desnuda que salpicó con agua el rostro de Acteón, transformándolo en un ciervo que fue devorado por sus propios perros sin saber que el ciervo al que daban caza era su propio dueño.

| Sobre Grecia | Regiones de Grecia | Guía turística de Atenas | Hoteles de Grecia | Vuelos a Grecia | Cultura griega |
© guiadegrecia.com