Guía turística de Grecia, del mito a la realidad
Dioses griegos
Está en > Grecia > Peloponeso > Corinto > Templo de Apolo

Peloponeso

Corinto

Templo de Apolo

El templo de Apolo en Corinto es de estilo dórico del periodo arcaico. Es el templo más antiguo del que se conservan restos.

Según la mitología, en el lugar donde se levanta este templo, Belerofonte capturó al caballo alado Pegaso.

Fue construido entre el 540 y el 550 a.C. sobre una altura rocosa que dominaba el Ágora de Corinto y posteriormente reformado en la época romana.
Constaba de pronaos, naos o cella, adytón y opistódomos.
Era un templo períptero hexástilo de grandes dimensiones, 21,5 por 53,8 metros, ya que en el lado largo contaba con 15 columnas, cuando lo habitual en los templos perípteros griegos es de 13 (el doble del número de columnas del lado estrecho más una). Actualmente sólo quedan 7 columnas en pie.
Las columnas eran monolíticas, es decir, talladas en una sola pieza de piedra y tenían 7,2 metros de altura.

Se consiguió una corrección óptica elevando la parte exterior del estilóbato en la zona donde se apoyan las columnas, dando una sensación de grandeza.


Pegaso capturado por Belerofonte

Según la mitología, Belerofonte, príncipe de Corinto, con unas bridas de oro que le había regalado Atenea fue al prado preferido de Pegaso donde lo encontró paciendo tranquilamente y cuando se le acercó se dejó montar sin resistirse.
En este lugar se construyó el Templo dedicado a Apolo en Corinto.


Templo de Apolo de Corinto
Estilo: dórico
Periodo: arcaico
Tipo: períptero hexástilo con 15 columnas en el lado largo
Dimensiones: 21,5 por 53,8 metros
Fecha construcción: 540-550 a.C.
Partes: pronaos, naos o cella, adytón y opistódomos
Columnas: monolíticas de 7,2 metros de altura
Belerofonte y Pegaso
Pegaso, el caballo alado, vivía en el monte Helicón cuidado por las musas.
Muchos hombres quisieron poseerlo pero ninguno podía atraparlo. Belerofonte, príncipe de Corinto, pidió ayuda a la diosa Atenea y ésta le regaló unas bridas de oro con las que capturó a Pegaso.
Pegaso ayudó a triunfar a Belerofonte en sus aventuras contra las Amazonas y la Quimera.
Pero Belerofonte se volvió muy orgulloso y se paseaba montado en Pegaso diciendo que podía volar como los dioses hasta que Zeus lo castigó haciendo que una mosca picara a Pegaso que tiró a Belerofonte al suelo.
Desde entonces Belerofonte anda solo por el mundo, rechazado por los dioses, sin poder hablar con nadie.
| Sobre Grecia | Regiones de Grecia | Guía turística de Atenas | Hoteles de Grecia | Vuelos a Grecia | Cultura griega |
© guiadegrecia.com