Guía turística de Grecia, del mito a la realidad
Dioses griegos
Está en > Grecia > Deportes > Submarinismo en Grecia

Submarinismo en Grecia

Los 1.000 kilómetros cuadrados del territorio griego repartidos entre la Grecia continental y más de 6.000 islas, suman en conjunto más de 16.000 kilómetros de costa, cuya diversidad y pureza de sus aguas representan un entorno idóneo para la práctica del submarinismo.
En Grecia encontrará largas playas de arena de varios kilómetros, pequeñas calas, playas de guijarros, grutas marinas en playas rocosas y playas volcánicas de arena negra.
Las aguas griegas tienen pocas corrientes, una gran visibilidad, son transparentes hasta grandes profundidades (en verano hasta 30 metros), una temperatura en verano de 22 a 27 grados, una gran diversidad de plantas y peces e incluso zonas con yacimientos arqueológicos sumergidos.
Aunque en Grecia hay muchas escuelas de submarinismo, que nos permitirán disfrutar de esta actividad deportiva con seguridad, las islas de Creta, Miconos, Santorini y Rodas son los mejores lugares para la práctica del submarinismo.

LA ISLA DE LAS ESPONJAS

Desde tiempos inmemoriales los griegos han recogido esponjas de los fondos marinos. Actualmente las esponjas constituyen el principal producto marino destinado a la exportación.
Desde hace siglos el comercio de esponjas griego está centralizado en las islas del Dodecaneso, especialmente en Kalimnos, «la isla de los pescadores de esponjas», el único lugar de Grecia que ha mantenido una flota de barcos destinada a la pesca de esponjas.
Esta pequeña isla, situada entre Kos y Leros, es la sede de la Escuela Nacional de Buceo de Grecia.

SCYLLIS Y CYANA

Narra el historiador Herodoto, en escritos del año 460 a.C. que un famoso buzo griego llamado Scyllis y su hija Cyana fueron obligados por el rey Jerjes a recuperar un tesoro de un buque persa hundido frente al cabo Artemisio.
Cuando terminaron su trabajo Jerjes los retuvo, pero Scyllis y su hija escaparon durante una tormenta y cortaron las amarras de la flota persa dejándola a la deriva. Los dos buzos llegaron nadando al cabo Artemisio a nueve millas náuticas de distancia (15 kilómetros), mientras la flota de guerra persa se estrellaba contra los arrecifes. Las leyendas cuentan que llegaron a la costa buceando bajo el agua.

| Sobre Grecia | Regiones de Grecia | Guía turística de Atenas | Hoteles de Grecia | Vuelos a Grecia | Cultura griega |
© guiadegrecia.com