Guía turística de Grecia, del mito a la realidad
Dioses griegos
Está en > Grecia > Peloponeso > Argólida > Micenas

Argólida

Micenas

El yacimiento arqueológico de Micenas está situado a 90 kilómetros al suroeste de Atenas, en el noreste de la península del Peloponeso.
Según la mitología la ciudad fue fundada por Perseo, hijo del dios Zeus y la mortal Danae que construyó con ayuda de los cíclopes las murallas de la ciudad con enormes bloques de piedra que por eso se denominan ciclópeas.

LA CIVILIZACIÓN MICÉNICA

Los micénicos o aqueos, como se denominaban a sí mismos, fueron el primer pueblo propiamente griego que se estableció en Grecia. Hablaban una forma de griego primitivo y adoraban a Zeus, Hera, Poseidon, Hermes, Atenea y Dioniso. Sus gestas fueron contadas por Homero en la Iliada y la Odisea.
Llegaron a Grecia hacia el año 2200 a. C. estableciéndose en el Peloponeso alrededor del año 1600 a. C.
Eran un pueblo guerrero, aunque amante de las artes, que vivía en fortalezas situadas en acrópolis amuralladas. Representaban una aristocracia militar en una época en la que Grecia estaba dividida en pequeños territorios cuyos recursos procedían de la agricultura y la ganadería.
Fueron contemporáneos de la Civilización Cretense o Minoica a la que sucedieron y de la que incorporaron parte de su arte y de su cultura. Los aqueos realizaron frecuentes expediciones de saqueo a las islas dominadas por los cretenses. La erupción del volcán de la isla de Thera (Santorini) ocurrida entre 1628 y 1627 a. C. originó un tsunami que asoló el mar Egeo y acabó con la flota cretense y su dominio del mar. Entre 1450 y 1400 a. C. tropas aqueas desembarcaron en la isla de Creta, incendiaron sus palacios y se hicieron con el control de toda Grecia.
Hacia 1200 a. C. el poder de los aqueos comenzó a declinar y alrededor de 1100 a. C. la invasión de los dorios acabó con la civilización Micénica. Tisameno, el último rey de Micenas, murió luchando al frente de sus tropas.

ARQUITECTURA MILITAR

Las ciudades micénicas eran recintos fortificados construidos generalmente en una elevación del terreno para facilitar su defensa. Las murallas de estas ciudades estaban formadas por grandes bloques de piedra de forma poligonal de varias toneladas de peso y superpuestos en seco, sin argamasa. Para economizar esfuerzos los aqueos optaron por tallar enormes bloques de piedra que dotaban de solidez a los muros de sus ciudades. Les resultaba más fácil tallar y arrastrar grandes bloques de piedra por medio de rodillos que tener que construir una muralla con una gran cantidad de pequeñas piedras.

LA CIUDAD FORTIFICADA DE MICENAS

La formidable muralla de Micenas, de 13 metros de alto por 7 metros de espesor, rodea una superficie de forma triangular de aproximadamente 25.000 metros cuadrados situada en lo alto de una colina. Esta ciudadela fortificada estaba reservada para el rey, su familia, los nobles y su guardia personal.
Los aldeanos tenían sus casas fuera del recinto amurallado, pero podían resguardarse tras las murallas en caso de ataque.

La acrópolis de Micenas: 1. Puerta de los Leones. 2. Círculo de tumbas. 3. palacios y «megaron». 4. Aljibe subterráneo.

LA PUERTA DE LOS LEONES

Una vez que se recorre la rampa de acceso a la ciudadela nos encontramos la puerta principal de la ciudad denominada «Puerta de los Leones» que debe su nombre a las dos leonas esculpidas en el tímpano triangular de piedra que representaban el poder micénico. Tiene un dintel de 20 toneladas.
El vano de 3 x 3 metros estaba protegido por una puerta de madera recubierta con bronce para darle mayor solidez. ( + info)

EL CÍRCULO DE TUMBAS

A la derecha de la entrada se encuentra un cementerio de forma circular de 26,5 metros de diámetro delimitado con grandes losas verticales en el que se disponen varias tumbas del siglo XVI a.C. donde se encontraron la mayoría de las joyas de Micenas y la máscara funeraria que Schliemann atribuyó erróneamente al rey Agamenón. Posteriormente los micénicos sustituyeron estas tumbas por grandes sepulturas subterráneas abovedadas llamadas «tholos» que construyeron fuera de la ciudad.

PALACIO DE AGAMENÓN

Aproximadamente en el centro de la ciudadela y coronando la colina se encuentran los restos del Palacio de Agamenón.
La habitación principal, como en todos los palacios micénicos, es el «megaron» o «gran salón», uno de los elementos más característicos de la arquitectura micénica, compuesto por un pórtico abierto con dos columnas, un vestíbulo, también llamado «pronaos» y la sala principal cerrada de planta rectangular, también llamada «cella» o «naos». En esta sala los soberanos recibían a sus huéspedes, llevaban a cabo los banquetes rituales, escuchaban en privado las presentaciones de los rapsodas y aedos y celebraban consejos de guerra.
La estancia principal del «megaron» que podía tener dos pisos, tenía un hogar en el centro, rodeado de cuatro columnas que soportaban el techo, en el que debía abrirse un lucernario cubierto para la iluminación del interior y la salida de humos. El trono se adosaba en la pared de la derecha del que entraba, frente al hogar.
El «megaron» se considera el antecedente del templo griego.

ALJIBE

En uno de los extremos del recinto se construyó un aljibe que aseguraba el suministro de agua en caso de asedio.

LOS THOLOS MICÉNICOS

La palabra griega «tholos» se aplica a los templos de planta circular y también a las grandes sepulturas micénicas subterráneas abovedadas.
El «tholos» micénico consta de una vía rectilínea de acceso a cielo abierto llamada «dromos» bordeada por altos muros de piedra que conduce a una gran puerta que da acceso a una sala circular con cúpula que alberga las sepulturas.
En Micenas se construyeron varios «tholoi» al sur de la ciudad fuera de las murallas. La más amplia es la que Schliemann denominó «Tesoro de Atreo».

Datos geográficos
Micenas está situada en la Argólida, en la zona noreste de la Península del Peloponeso, a 90 kilómetros de Atenas.
¿Cómo llegar desde Atenas?
El autobús Atenas-Nauplia (Nafplion) sale de la Terminal A en la calle Kifissou 100. La parada en Micenas la hace en el pueblo moderno, algo alejado del yacimiento. En temporada baja no hay autobuses desde el pueblo al yacimiento por lo que hay que hacer el recorrido de ida y vuelta caminando (20-30 minutos de caminata).
Horario
Invierno 8-17 horas
Verano 8-19 horas
Sábados y Domingos 8,30-15 horas
Festivos cerrado.
Precio entrada
8 €
LOS CÍCLOPES
En la mitología griega, los cíclopes eran gigantes con un solo ojo en mitad de la frente.

Puerta de los leones
Tholos micénico
Tesoro de Atreo
Peloponeso
Argólida
Epidauro
Hoteles en el Peloponeso
Hoteles en el Peloponeso
Hoteles en Corinto
Hoteles en Nafplio
Hoteles en Tolón
Hoteles en Olimpia
Hoteles en Katakolon
Hoteles en Patras
Hoteles en Pyrgos
Hoteles en Kalamata
Hoteles en Mistrás
Hoteles en Loutraki
Hoteles de Grecia
MUSEO DE MICENAS
Se recomienda su visita porque explica cómo era Micenas y muestra algunos de los objetos encontrados en el yacimiento, como magníficas joyas de oro, una máscara funeraria que se pensó en un principio que era la del rey Agamenón y numerosas armas.
Cuando Schliemann vio la máscara exclamó emocionado:
«He contemplado el rostro de Agamenón»
EL MUNDO HOMÉRICO
La Iliada y la Odisea, los poemas de Homero que cantaban las leyendas de los héroes micénicos influyeron de forma decisiva en la cultura griega, origen de la civilización occidental. En la Iliada se narra cómo Agamenón, rey de Micenas, y «rey de reyes» dirigió a los griegos en la guerra de Troya, lo que indica la supremacía de Micenas sobre otros reinos de Grecia.
LA GUERRA DE TROYA
La bella Helena, esposa de Menelao, rey de Esparta, fue seducida por el troyano Paris, hijo de Príamo, rey de Troya, lo que provocó la guerra de Troya, narrada por Homero en la Iliada.
LEONAS SIN CABEZA
La puerta principal de Micenas debe su nombre a las dos leonas esculpidas en el tímpano. Sus cabezas han sido deshechas a martillazos por los conquistadores que pretendían así destruir este símbolo del poder micénico.

«Todavía se reconoce en Micenas una parte de su cinturón de murallas y la puerta principal, que corona un relieve con dos leones; todo es, según dicen, obra de los cíclopes, que construyeron también los muros de Tirinto. En medio de las ruinas de Micenas se encuentran aún la fuente Perseia y las cámaras subterráneas donde Atreo y sus hijos escondieron sus tesoros...»
Pausanias
Cruceros por las Islas Griegas
Cruceros por las Islas Griegas
Vuelos a Grecia

Vuelos baratos Madrid Atenas
Vuelos baratos Barcelona Atenas
| Sobre Grecia | Regiones de Grecia | Guía turística de Atenas | Hoteles de Grecia | Vuelos a Grecia | Cultura griega |
© guiadegrecia.com