Guía turística de Grecia, del mito a la realidad
Dioses griegos
Está en > Grecia > Atenas > Acrópolis > Itinerario recomendado para visitar la Acrópolis

UN PASEO POR LA ANTIGÜEDAD CLÁSICA

Barrios de Atenas:
Atenas
Plaka
Monastiraki
Plaza de Syntagma
Monte Licabeto

Sitios arqueológicos:
Acrópolis
Ágora
Templo de Zeus Olímpico

Acrópolis de Atenas:
Acrópolis
Itinerario recomendado para visitar la Acrópolis
Museo de la Acrópolis
Planos de la Acrópolis
Dibujos de la Acrópolis
Erecteion
Partenón
Estatua de Atenea Phartenos
Esculturas del Partenón
Esculturas de los tímpanos del Partenón
Odeón de Herodes Ático
Teatro de Dioniso
Pórtico de Eumenes

Museos de Atenas:
Museo Arqueológico
Museo de la Acrópolis

Templo de Zeus Olímpico. Al fondo la Acrópolis


Puerta de Adriano



Embajada de España en Atenas.
Calle Dionissiou Areopagitou 21
Atenas 11742
Teléfonos 2109 213 123, 2109 213 237, 2109 213 238 y 2109 213 265



San Pablo, de pie en medio del Areópago, dijo: Atenienses, por todo lo que estoy viendo, sois gente muy religiosa porque al mirar los lugares donde celebráis vuestros cultos, he encontrado un altar en el que está grabada esta inscripción: «A un Dios desconocido». Pues bien, ese Dios que vosotros adoráis sin conocerlo es el que yo os vengo a anunciar.
Hechos de los Apóstoles, 17


Atenea


Sello griego con la imagen de Atenea

Atenas dispone de una de las calles peatonales más largas de Europa que permite recorrer los sitios arqueológicos más importantes: el Templo de Zeus Olímpico, la Acrópolis y el Ágora, a la vez que damos un agradable paseo.
La longitud de la zona peatonal es de 3,5 kilómetros y discurre alrededor de la Acrópolis

El Templo de Zeus Olímpico y el Arco de Adriano vistos desde la Acrópolis

ITINERARIO RECOMENDADO

El recorrido es recomendable iniciarlo a primera hora de la mañana en el Templo de Zeus Olímpico situado a 500 metros al sureste de la Acrópolis donde es posible adquirir la entrada que es conjunta para todos los sitios arqueológicos (Templo de Zeus Olímpico, Acrópolis y Ágora) y cuesta 15 euros.
El templo de Zeus Olímpico no se encuentra en la zona peatonal. Después de visitar este templo y la Puerta de Adriano es necesario cruzar la transitada Avenida Amalías y tomar la calle peatonal de Dionissiou Areopagitou donde comienza el largo paseo arqueológico peatonal.

Inicio de la calle Dionissiou Areopagitou.

La calle peatonal de Dionissiou Areopagitou es una de las calles más impresionantes de Atenas ya que ofrece un maravilloso contacto visual con la Acrópolis. A la izquierda de la calle se pueden contemplar muchos edificios de estilo neoclásico o modernista de finales del siglo XIX y principios del siglo XX que dan a la calle un ambiente señorial. La embajada de España se encuentra en el numero 21 de esta calle.
En pocos minutos llegaremos a uno de los accesos de la Acrópolis en la ladera sur de la roca sagrada. Una vez en el recinto lo primero que veremos será el Teatro de Dioniso, el teatro más antiguo del mundo.

Continuando encontraremos la «Stoa» (pórtico) de Eumenes construida por el rey de Pérgamo, Eumenes II, en el siglo II a.C. que unía el Teatro de Dionisio y el Odeón de Herodes Atico, con el propósito de proteger a los visitantes y espectadores del mal tiempo o del sol. Esta «stoa» está situada justo por debajo del «peripatos» el sendero que rodea completamente la Acrópolis.

Stoá o pórtico de Eumenes. Al fondo el Odeón de Herodes Ático

Al final de la «stoá» de Eumenes contemplaremos el Odeón de Herodes Ático. Aquí comenzaremos la subida a la Acrópolis.

Odeón de Herodes Ático. A la derecha el pórtico de Eumenes.

Después de visitar la Acrópolis descenderemos hasta la calle Dionissiou Areopagitou y desde allí podremos visitar las colinas situadas al sur de la Acrópolis: Filopapo, Areópago y el monte Pnix.
Volvemos a la calle Dionisiou Areopagitou y continuamos descendiendo hacia el oeste por la calle Apóstol Pablo (Apostolou Pavlou) bordeando el Ágora que queda a nuestra derecha, hasta llegar al barrio de Monastiraki.
Tomaremos la calle Adrianou, a la derecha, que discurre unos metros paralela a las vías del metro, pasaremos por la estación de metro de «Thisío» (Línea 1) y a pocos metros encontraremos la puerta de acceso al Ágora.
Después de visitarla podremos disfrutar de un merecido almuerzo en cualquiera de las muchas terrazas y tabernas de Monastiraki o Plaka o si todavía nos quedan fuerzas para andar un poco más, subir a comer a alguna taberna del barrio de Anafiotika, situado en la ladera norte de la Acrópolis.
Por la tarde recomendamos pasear por Plaka y Monastiraki y subir de nuevo a la colina Filopapo a contemplar la puesta de sol.


PNYX

En el Pnyx, la colina rocosa situada enfrente de la Acropolis, se reunía la «Ekklesia» (asamblea popular) para escuchar los discursos de los oradores y discutir los temas del estado.
Sus gradas semicirculares podían albergar 10.000 atenienses. El orador se situaba en un estrado de piedra situado en la parte más elevada de la colina.
Tenía dos grandes stoas o pórticos.
Puede decirse que el Pnyx fue el primer parlamento democrático de la historia de la humanidad y que desde su tribuna hablaron grandes políticos atenienses como Pericles, Alcibíades, Temístocles, Pericles y Demóstenes.
Actualmente se usa como teatro al aire libre.


AREÓPAGO

En la colina rocosa del Areópago (colina de Ares), situada al oeste de la Acrópolis, se reunía al aire libre el Consejo del mismo nombre que puede considerarse como el Tribunal de Justicia más antiguo del mundo.
Este tribunal controlaba a los magistrados, interpretaba las leyes y juzgaba a los homicidas.
El acusador y el acusado permanecían de pie en una plataforma cortada en la roca.
En la Orestiada se cuenta que en un juicio presidido por Atenea, la diosa de la sabiduría, el Areópago juzgó a Orestes por el asesinato de su madre Clitemnestra y del amante de ésta, Egisto.
En este lugar el año 51 d. C. San Pablo predicó a los atenienses (+ info).

COLINA DE FILOPAPO

La colina de Filopapo, también conocida como la colina de las Musas, se encuentra al oeste de la Acrópolis.
Sus laderas están cubiertas de miles de pinos entre los que discurren sombreados senderos. Es un lugar habitual donde acuden los atenienses para practicar «footing».
En su cima se encuentra un monumento funerario construido por los atenienses en el siglo II d.C. en honor del Cónsul romano de Siria «Cayo Julio Antioco» conocido con el nombre de Filopapo. El monumento a Filopapo esta construido en mármol blanco del Pentélico y contiene varios conjuntos escultóricos.
Además en la colina de Filopapo se encuentra la iglesia bizantina de San Demetrio Lumbardiaris, del siglo XVI y varias habitaciones excavadas en la roca, conocidas como «Prisión de Sócrates», porque según la tradición este fue el lugar donde estuvo preso y murió Sócrates a los 70 años de edad, el año 399 a. C., al haber sido condenado a beber la cicuta.
Hasta la cima se llega por un camino adoquinado que comienza en el quiosco (periptero) que está en la calle Dionissiou Areopagitou.
Desde la cima puede verse una maravillosa panorámica de la Acrópolis y de Atenas y además, de El Pireo y las llanuras y las montañas de Ática y del Golfo Sarónico.
Es el lugar idóneo para contemplar el espectáculo de la puesta de sol en los monumentos de la Acrópolis.

| Sobre Grecia | Regiones de Grecia | Guía turística de Atenas | Hoteles de Grecia | Vuelos a Grecia | Cultura griega |
© guiadegrecia.com