Guía turística de Grecia, del mito a la realidad
Dioses griegos
Está en > Grecia > Los dioses Olímpicos > Dioniso

Dioses Olímpicos

Dioniso

Los dioses Olímpicos:
Los dioses Olímpicos
Teogonía
Zeus
Hera
Poseidón
Hades
Afrodita
Apolo
Ares
Artemisa
Atenea
Deméter
Dioniso
Hefesto
Hermes
Hestia

PÁMPANO

Sarmiento verde, tierno y delgado, o pimpollo de la vid.


ORIGEN DEL TEATRO

El teatro griego nació en el Ática a partir de las danzas y cantos corales de los siglos VI y V a. C., que se celebraban en primavera durante las fiestas en honor del dios Dioniso, denominadas «Grandes Dionisíacas».
Tespis, un poeta lírico, que viajaba en carreta de pueblo en pueblo, organizando las fiestas locales de cada «polis», introdujo en el siglo VI a. C. el «ditirambo» en el Ática.
Los ditirambos de Tespis consistían en representaciones de textos literarios para bailar y cantar, con acompañamiento de flauta, en las que intervenían cincuenta hombres o jóvenes.
También Tespis (o Frínico, su sucesor) dotó de mayor protagonismo a uno de los componentes del coro, creando así la necesidad del diálogo dramático. Surgía así la forma teatral que denominamos tragedia (de «tragos», cabra y «od», canto, que viene a significar «canto del macho cabrío»). Este género teatral se impulsó en el 538 a. C. cuando el tirano Pisístrato decretó la primera competición ateniense de tragedias y le asignó más tarde un importante lugar en la ciudad, en la ladera sur de la Acrópolis, en lo que se conoce todavía hoy en día como Teatro de Dioniso.

Es el dios del teatro, las fiestas, el vino y los excesos, representa las emociones, el caos y el desorden.
Dioniso enseñó a los hombres a cultivar la vid y a fabricar vino.
Según su culto moría cada invierno y resucitaba en primavera y con él renacían también los frutos de la tierra. Para celebrar esta resurrección se organizaban grandes fiestas durante las cuales se celebraban muchos y variados actos que con el tiempo incluyeron en Atenas una competición de obras dramáticas que dio origen al teatro.

Se le representa como un joven alegre y festivo, semidesnudo, vestido con piel de cabra o pantera, coronado de hiedra y vid, con una copa de vino, racimos de uvas, pámpanos y hiedra. Como símbolo de su divinidad empuñaba el tirso o cetro cubierto de hojas de hiedra o vid.
Podía ir en un carro tirado por leopardos, acompañado por un cortejo formado por una serie de personajes extravagantes y extraños: Sátiros o Silenos, mitad hombre, mitad macho cabrío, con una cola muy poblada y un miembro viril siempre erecto; Ménades o Bacantes, mujeres ebrias que bailan desenfrenadamente; Faunos, parecidos a los Silenos; y Centauros, seres mitad hombre, mitad caballo. Todos estos personajes bailaban danzas frenéticas al son de la música y acompañados por el vino.
Sus animales son la cabra, la pantera, el leopardo, el asno, el toro, el delfín, la serpiente y el cerdo.

NOMBRE LATINO PATROCINIO ATRIBUTOS
Baco Dios del vino Se le representa semidesnudo, con una copa de vino, empuñando el tirso, vara cubierta de hojas de hiedra o vid.

Dioniso «el dios nacido dos veces»

Dioniso es hijo de Zeus y de la mortal Sémele, hija de Cadmo, rey de Tebas.
Zeus se enamoró de Sémele y bajó a la tierra disfrazado de humano, pero ella lo rechazó. Cuando el todopoderoso Zeus le dijo quien era fue ella la que accedió a ofrecerle sus encantos y concibió un hijo.
Estando embarazada Sémele de seis meses, la celosa Hera, esposa de Zeus, disfrazada de anciana le dijo que el hombre que la pretendía no era Zeus, y Semele, recelosa, obligó a Zeus a que se presentara ante ella en su máximo esplendor. Zeus no aceptó pero entonces Sémele le negó sus favores hasta que no le demostrara quien era. Zeus, lleno de ira, se transformó en rayo y Sémele cayó fulminada pero Hermes consiguió salvar al niño que aún no había nacido sacándolo del vientre de su madre y cosiéndolo al muslo de Zeus donde permaneció durante tres meses hasta el final del embarazo. Es por esta razón por que se conoce a Dioniso como «el dios nacido dos veces».

Dioniso y Ariadna

Cuando Teseo mató al Minotauro en el Laberinto, huyó de Creta con Ariadna, hija del rey Minos, pero la abandonó dejándola dormida en la isla de Naxos. Dioniso se enamoró de Ariadna y la hizo su esposa, regalándole como presente nupcial una magnífica corona de oro fabricada por Hefesto.

«El triunfo de Baco», conocida popularmente como «Los borrachos», obra del pintor español Velázquez.
El cuadro describe una escena donde aparece el dios Dioniso (Baco) coronando con hojas de hiedra, a uno de los siete borrachos que lo rodean.
La pintura se conserva en el Museo del Prado (Madrid, España).

| Sobre Grecia | Regiones de Grecia | Guía turística de Atenas | Hoteles de Grecia | Vuelos a Grecia | Cultura griega |
© guiadegrecia.com