Guía turística de Grecia, del mito a la realidad
Dioses griegos
Está en > Grecia > Los dioses Olímpicos > Hefesto

Dioses Olímpicos

Hefesto

Hefesto es el dios del fuego y la forja, protector de los herreros, los artesanos, los escultores, los metales y la metalurgia.
Era el herrero divino del Olimpo y en su taller fabricaba armas, escudos y otros objetos para los dioses y para los héroes. Del taller de Hefesto robó Prometeo el fuego para los hombres.
Hefesto creó la cadena con la que Prometeo fue encadenado a la cima del monte Cáucaso y con arcilla modeló a Pandora, la primera mujer.

Era hijo de Hera. Según unas versiones (Hesíodo) Hera lo engendró sola, celosa de que Zeus hubiera dado a luz a Atenea que había brotado de su cabeza. Según otras versiones (Homero) Zeus y Hera fueron los padres de Hefesto.
Físicamente era feo y cojo. Un día que Hera discutía con Zeus, a causa de Heracles, Hefesto intentó defender a su madre y Zeus lo agarró por un pie y lo arrojó del Olimpo. Hefesto cayó en la isla de Lemnos, quedando cojo para siempre.

NOMBRE LATINO PATROCINIO ATRIBUTOS
Vulcano Dios del fuego, la forja y los artesanos Se le representa viejo, trabajando en la fragua con el yunque y el martillo y rodeado por sus ayudantes los Cíclopes.

Los esposos Hefesto y Afrodita

Zeus lo había casado con Afrodita. Hefesto estaba contentísimo de haberse casado con la diosa de la belleza y forjó para ella hermosas joyas, incluyendo un cinturón que la hacía irresistible para los hombres.
La hermosa Afrodita no amaba a aquel dios cojo y malhumorado y no tardó en rebelarse contra su matrimonio haciéndose amante de Ares, el dios de la guerra.
Un día, Apolo «el dios Sol que todo lo ve», descubrió a los amantes Afrodita y Ares tendidos uno al lado de otro y fue a contárselo a Hefesto. Éste no dijo nada y preparó una red de plata irrompible e invisible en torno a la cama de su esposa. Cuando Afrodita se encontró otra vez con Ares la red atrapó a los dos amantes. Hefesto llamó a todos los dioses olímpicos para que vieran el adulterio y así avergonzar a los amantes. Pero uno de los dioses comentó al ver la belleza de Afrodita que no le habría importado sentir tal vergüenza y fue Hefesto el avergonzado. Hefesto los liberó cuando prometieron terminar su romance pero ellos no mantuvieron su promesa.


La obra de Velázquez (Museo del Prado, Madrid, España) refleja el momento en que Apolo, «el dios Sol que todo lo ve», da la noticia al herrero Hefesto del adulterio de Afrodita con Ares.

| Sobre Grecia | Regiones de Grecia | Guía turística de Atenas | Hoteles de Grecia | Vuelos a Grecia | Cultura griega |
© guiadegrecia.com